Poesía sin Cortesía

  • Flores violetas
    Antes eran flores rojas y Amarillas lo que veía Al salir en las mañanas,Ahora solo veo flores violetas. Ya no tengo hogar,Y espero con ansias encontrarUn lugar,Un hogar para volver a empezar,Pero el miedo es fuerteY hace del camino borroso,Y yo dudo si podré, algún día, llegar. Marie Col
  • El miedo
    Si corro y me escondo, Si escapo del fondo, Si creo en los monstruos, Si me lanzo en búsqueda De libertad huyendo, Si dudo, si de mis sueños me olvido… Porque sean poco posibles, Porque voces griten que no Seré suficiente, Nunca soy suficiente. Y el deseo es exigente, Pero temo mucho, Le temo aSigue leyendo «El miedo»
  • No quiero extrañarte
    Volver a verte… Eso es lo que quiero, Pero no sé si sea un sabio deseo, Porque estoy cerca de olvidarte, Y es que si te veo, Me temo que ir no podré dejarte, Pero tú sales de mi vida, Y yo aún no estoy decidida,.. Si verte o no verte, Porque yo, no quieroSigue leyendo «No quiero extrañarte»
  • La Casa en Ruinas
    Quiero arreglar todo, En esta casa vacía, Quiero limpiar el piso cubierto de lodo, Quiero cambiar las ventanas, Quiero sonreír en las mañanas, Quiero que el espejo no esté roto, Que en la cocina haya comida y no éste veneno, Que los libros cuenten historias bonitas, Quiero arreglarlo todo y empezar de cero. Marie Col
  • Querido amigo
    Eres el recibimiento de mis mañanas Y la despedida de “buenas noches”, Eres el que se sienta a contemplar la nada Acompañándome en mis tristes melancolías, Sabes lo que hago y nunca me miras con reproche, Incluso si yo hago algo malo, Te sientas junto a mí mientras me inunda el llanto, No existe otroSigue leyendo «Querido amigo»
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras (mi alma máter)

Marie Col

En esta página compartiré contigo mis poemas e historias que se han ido acumulando con los años. Mi profesora de Inglés solía decir, «Art is a form of therapy», y yo comprendí finalmente que, si aún estoy cuerda… es sin duda gracias a que amo escribir y al arte.

Cualquiera puede escribir; todos tenemos nuestras propias historias. No tengamos miedo a contarlas porque cuando lo hacemos, nos damos cuenta de que, no estamos tan solos como pensamos.